Podcasts de historia

Imperio Carolingio - Historia

Imperio Carolingio - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Imperio carlingiano

Durante esta Alta Edad Media, Europa Occidental se unió una vez por un corto período bajo el dominio del Imperio Carolingio. Comenzó cuando Pipino, el alcalde del palacio de Neurstria y Austrasia, tomó el poder y se convirtió en el rey franco. Fue formalmente ungido rey por el Papa.


Tras la muerte de Pepin, el nuevo rey se convirtió en Carlos el Grande o Carlomagno. Con un pequeño ejército bajo su control, año tras año amplió el tamaño de su imperio. Primero a Italia, luego a España y luego a Alemania. Cuando terminó sus expansiones en 787, casi toda Europa Occidental estaba en sus manos. Carlomagno gobernó a través de los condes locales que gobernaron en su nombre. En última instancia, su reino era demasiado grande para gobernar realmente con eficacia, pero su prestigio personal aseguraba su control. En 800, el día de Navidad, el Papa León, coronó a Carlomagno como emperador de Roma.
A la muerte de Carlomagno, su imperio se disolvió rápidamente. Su hijo y su nieto no pudieron exigir la lealtad personal que él tenía. Sus nietos bajo el Tratado de Verdún dividieron el Imperio en tres partes separadas.


El imperio carolingio y Francia

El asentamiento vikingo nunca se logró en el imperio carolingio bien defendido en la escala evidenciada en las Islas Británicas, y la influencia escandinava en las lenguas e instituciones continentales es, fuera de Normandía, muy leve. Sin embargo, ocurrieron incursiones esporádicas hasta el final del período vikingo y, en el siglo X, los asentamientos en el río Sena se convirtieron en el germen del ducado de Normandía, el único logro vikingo permanente en lo que había sido el imperio de Carlomagno (ver Normando).

Más al sur que Francia, en la Península Ibérica y en las costas mediterráneas, los vikingos atacaban de vez en cuando, pero lograron poco de permanencia.


Carlomagno, el emperador de Occidente

Aunque Charles Martel nunca asumió el título de rey, dividió las tierras francas entre sus hijos Carlomán y Pipino el Breve como los reyes merovingios. Carlomán y Pipino el Breve sucedieron a su padre como alcalde del Palacio de Austrasia y alcalde del Palacio de Neustria, respectivamente, pero Carlomán entró en el monasterio en 747 dejando a Pipino como único alcalde del palacio. Después de ganarse el apoyo del Papa Zacarías, depuso al último rey merovingio, Childerico III y se coronó rey de los francos en 751. A la muerte de Pipino en 768, el reino franco se dividió entre sus dos hijos Carlomán y Carlomagno, que se convirtió en el único rey de los francos. Franks, después de la muerte de su hermano en 771, convirtió al reino franco en el reino medieval temprano más poderoso y se convirtió en el emperador de Occidente, mientras que el imperio carolingio a su muerte en 814 se extendía desde el río Elba en el norte hasta el mar Mediterráneo en el sur. y el Océano Atlántico en el oeste y el Danubio superior en el este.


Carlomagno y las reformas n. ° 8217

Como emperador, Carlomagno se destacó por sus numerosas reformas — monetarias, gubernamentales, militares, culturales y eclesiásticas — y marcó el comienzo de una era conocida como el Renacimiento carolingio.

Objetivos de aprendizaje

Describe el significado de las reformas de Carlomagno y # 8217

Conclusiones clave

Puntos clave

  • Carlomagno es conocido por sus muchas reformas, incluidas la economía, la educación y la administración gubernamental.
  • El gobierno de Carlomagno # 8217 estimuló el Renacimiento carolingio, un período de enérgica actividad cultural e intelectual dentro de la iglesia occidental.
  • Carlomagno se interesó seriamente en la erudición, promoviendo las artes liberales en la corte, ordenando que sus hijos y nietos tuvieran una buena educación e incluso estudiarse a sí mismo.
  • Carlomagno estableció un nuevo patrón monetario, el Livre Carolinienne, que se basaba en una libra de plata, así como en un sistema de contabilidad universal.
  • Carlomagno expandió el programa de reforma de la iglesia, incluido el fortalecimiento de la estructura de poder de la iglesia, el avance de la habilidad y la calidad moral del clero, la estandarización de las prácticas litúrgicas, la mejora de los principios básicos de la fe y la moral, y erradicando el paganismo.
  • Las mejoras de Carlomagno en la gobernanza han sido elogiadas por los historiadores por instigar un mayor control central, una burocracia eficiente, la rendición de cuentas y el renacimiento cultural.

Términos clave

  • Renacimiento carolingio: El primero de los tres renacimientos medievales fue un período de actividad cultural en el Imperio Carolingio que se produjo desde finales del siglo VIII hasta el siglo IX.
  • Livre Carolinienne: Estándar monetario de Carlomagno, basado en una libra de plata, equivalente a la libra moderna.
  • literatos: Personas intelectuales bien formadas, eruditas que están interesadas en obras escritas.

El renacimiento carolingio

Como emperador, Carlomagno se destacó por sus numerosas reformas: monetarias, gubernamentales, militares, culturales y eclesiásticas. Fue el principal iniciador y proponente del & # 8220Carolingian Renaissance & # 8221, el primero de tres renacimientos medievales. Fue un período de actividad cultural en el Imperio Carolingio que se produjo desde finales del siglo VIII hasta el siglo IX, inspirándose en el Imperio Romano cristiano del siglo IV. Durante este período hubo una expansión de la literatura, la escritura, las artes, la arquitectura, la jurisprudencia, las reformas litúrgicas y los estudios de las escrituras.

Los efectos de este renacimiento cultural se limitaron en gran medida a un pequeño grupo de tribunales literatos según John Contreni, & # 8220 tuvo un efecto espectacular en la educación y la cultura en Francia, un efecto discutible en los esfuerzos artísticos y un efecto inconmensurable en lo que más importaba a los carolingios, la regeneración moral de la sociedad. & # 8221 Más allá de sus esfuerzos Para escribir mejor latín, copiar y preservar textos patrísticos y clásicos, y desarrollar una escritura clasicista más legible, los líderes seculares y eclesiásticos del Renacimiento carolingio aplicaron ideas racionales a los problemas sociales por primera vez en siglos, proporcionando un lenguaje común. y estilo de escritura que permitió la comunicación en la mayor parte de Europa.

Reforma educativa

Parte del éxito de Carlomagno como guerrero, administrador y gobernante se debe a su admiración por el aprendizaje y la educación. La era iniciada por su reinado, el Renacimiento carolingio, se llamó así debido al florecimiento de la erudición, la literatura, el arte y la arquitectura que lo caracterizaron. Las vastas conquistas de Carlomagno lo pusieron en contacto con las culturas y aprendizajes de otros países, especialmente la España morisca, la Inglaterra anglosajona y la Italia lombarda, y aumentaron enormemente la oferta de escuelas monásticas y scriptoria (centros de copia de libros) en Francia.

La mayoría de las obras de latín clásico que se conservan en la actualidad fueron copiadas y conservadas por eruditos carolingios. De hecho, los primeros manuscritos disponibles para muchos textos antiguos son carolingios. Es casi seguro que un texto que sobrevivió hasta la época carolingia perdura todavía.

Minúscula Carolingia: Minúscula carolingia, uno de los productos del Renacimiento carolingio.

La naturaleza paneuropea de la influencia de Carlomagno y # 8217 está indicada por los orígenes de muchos de los hombres que trabajaron para él: Alcuin, un anglosajón de York Theodulf, un visigodo, probablemente de Septimania Paul the Deacon, un Lombard Peter de Pisa y Paulinus de Aquileia, tanto italianos como Angilbert, Angilram, Einhard y Waldo de Reichenau, Franks. Carlomagno se interesó seriamente en la erudición, promoviendo las artes liberales en la corte, ordenando que sus hijos y nietos tuvieran una buena educación e incluso estudiarse a sí mismo (en una época en la que muchos líderes que promovían la educación no tomaban tiempo para aprender por sí mismos). Estudió gramática con Pedro de Pisa retórica, dialéctica (lógica) y astronomía (estaba particularmente interesado en el movimiento de las estrellas) con Alcuin y aritmética con Einhard.

El gran fracaso académico de Carlomagno, como relata Einhard, fue su incapacidad para escribir. Cuando en su vejez intentó aprender (practicando la formación de letras en su cama durante su tiempo libre en libros y tabletas de cera que escondió debajo de su almohada), su esfuerzo llegó demasiado tarde en la vida y logró poco éxito. & # 8221 Su capacidad para leer, sobre la que Einhard guarda silencio y que ninguna fuente contemporánea apoya, también ha sido cuestionada.

Reforma económica

Carlomagno tuvo un papel importante en la determinación del futuro económico inmediato de Europa. Siguiendo las reformas de su padre, Carlomagno abolió el sistema monetario basado en el sou de oro, y él y el rey anglosajón Offa de Mercia adoptaron el sistema establecido por Pepin. Hubo fuertes razones pragmáticas para este abandono de un patrón oro, en particular, la escasez de oro en sí.

La escasez de oro fue una consecuencia directa de la conclusión de la paz con Bizancio, que resultó en la cesión de Venecia y Sicilia al Este y la pérdida de sus rutas comerciales hacia África. La estandarización resultante armonizó y unificó económicamente la compleja gama de monedas que había estado en uso al comienzo del reinado de Carlomagno, simplificando así el comercio y el comercio.

Carlomagno estableció un nuevo estándar, el Livre Carolinienne (del latín Libra, la libra moderna), que se basaba en una libra de plata, una unidad tanto de dinero como de peso, y valía 20 sous (del latín solidus, el chelín moderno) o 240 negacionistas (del latín denario, el centavo moderno). Durante este período, el Livre y el sou estaban contando unidades solo las negacionista era una moneda del reino.

Monedas de Carlomagno & # 8217s imperio: Negacionista de la era de Carlomagno, Tours, 793–812

Carlomagno instituyó principios para la práctica contable por medio de la Capitulare de villis de 802, que establecía reglas estrictas sobre la forma en que debían registrarse los ingresos y gastos.

Al principio del gobierno de Carlomagno, permitió tácitamente que los judíos monopolizaran los préstamos de dinero. Cuando se prohibió prestar dinero a cambio de intereses en 814, en contra de la ley de la Iglesia en ese momento, Carlomagno introdujo el Capitular de los judíos, una prohibición a los judíos de prestar dinero debido a las convicciones religiosas de la mayoría de sus electores, en esencia prohibiéndola en todos los ámbitos, una inversión de su política general registrada anteriormente. Además de esta reforma macroeconómica de orientación macroeconómica, Carlomagno también llevó a cabo una cantidad significativa de reformas microeconómicas, como el control directo de precios y gravámenes sobre ciertos bienes y materias primas.

Su Capitular de los judíos, sin embargo, no era representativo de su relación o actitud económica general hacia los judíos francos, y ciertamente tampoco de su relación anterior con ellos, que había evolucionado a lo largo de su vida. Su médico personal pagado, por ejemplo, era judío, y empleaba al menos a un judío para sus misiones diplomáticas, un representante personal del califato musulmán de Bagdad. Se le han atribuido cartas en las que se invita a los judíos a establecerse en su reino con fines económicos, y en general les da la bienvenida a través de sus políticas progresistas generales.

Reforma de la Iglesia

A diferencia de su padre, Pepino y su tío Carlomán, Carlomagno amplió el programa de reforma de la iglesia. Más tarde, la profundización de la vida espiritual se consideraría fundamental para la política pública y el gobierno real. Su reforma se centró en el fortalecimiento de la estructura de poder de la iglesia, el avance de la habilidad y la calidad moral del clero, la estandarización de las prácticas litúrgicas, la mejora de los principios básicos de la fe y la moral, y la erradicación del paganismo. Su autoridad ahora se extendía sobre la iglesia y el estado, podía disciplinar a los clérigos, controlar la propiedad eclesiástica y definir la doctrina ortodoxa. A pesar de la dura legislación y el cambio repentino, había obtenido un apoyo bien desarrollado del clero que aprobó su deseo de profundizar la piedad y la moral de sus súbditos cristianos.

Reforma política y administrativa

En 800, Carlomagno fue coronado emperador y adaptó su administración real existente para estar a la altura de las expectativas de su nuevo título. Las reformas políticas llevadas a cabo en su capital, Aquisgrán, iban a tener un inmenso impacto en la definición política de Europa Occidental durante el resto de la Edad Media. Las mejoras de Carlomagno en los viejos mecanismos de gobierno merovingios han sido elogiadas por los historiadores por el aumento del control central, la burocracia eficiente, la rendición de cuentas y el renacimiento cultural.

El Imperio Carolingio fue el territorio occidental más grande desde la caída de Roma, y ​​los historiadores han llegado a sospechar la profundidad de la influencia y el control del emperador. Legalmente, Carlomagno ejerció el bannum, el derecho a gobernar y mandar, sobre todos sus territorios. Además, tenía jurisdicción suprema en asuntos judiciales, promulgaba leyes, dirigía el ejército y protegía tanto a la iglesia como a los pobres. Su administración intentó organizar el reino, la iglesia y la nobleza a su alrededor, sin embargo, su eficacia dependía directamente de la eficiencia, la lealtad y el apoyo de sus súbditos.

Alrededor de 780 Carlomagno reformó el sistema local de administración de justicia y creó el scabini, profesionales expertos en derecho. Cada recuento tuvo la ayuda de siete de estos scabini, que se suponía que conocían todas las leyes nacionales para que todos los hombres pudieran ser juzgados de acuerdo con ellas. A los jueces también se les prohibió aceptar sobornos y se suponía que debían utilizar investigaciones juradas para establecer los hechos. En 802, todas las leyes fueron escritas y enmendadas.

El reino franco fue subdividido por Carlomagno en tres áreas separadas para facilitar la administración. Estas áreas, Austrasia, Neustria y Burgandy, eran el & # 8220core & # 8221 interior del reino y estaban supervisadas directamente por el missatica sistema y el hogar itinerante. Fuera de este estaba el regna , donde la administración franca se basaba en los condes, y más allá regna eran las zonas de marcha, gobernadas por poderosos gobernadores. Estos señoríos de marcha estaban presentes en Bretaña, España y Avaria. Carlomagno también creó dos sub-reinos en Aquitania e Italia, gobernados por sus hijos Luis y Pipino, respectivamente. Baviera también estuvo bajo el mando de un gobernador autónomo, Gerold, hasta su muerte en 796. Aunque Carlomagno todavía tenía autoridad general en estas áreas, eran bastante autónomas, con su propia cancillería e instalaciones de acuñación.

La reunión anual, la Placitum Generalis o Marchfield, se celebraba todos los años (entre marzo y mayo) en un lugar designado por el rey. Fue convocado por tres razones: reunir a la hueste franca para ir a la campaña, discutir asuntos políticos y eclesiásticos que afectan al reino y legislar para ellos, y emitir juicios. Todos los hombres importantes tenían que asistir a la reunión, por lo que Carlomagno tenía una forma importante de dar a conocer su voluntad. Originalmente, la reunión funcionó de manera eficaz, pero más tarde se convirtió simplemente en un foro de discusión y para que los nobles expresaran su descontento.

Kloster Lorsch: Puerta de entrada de la abadía de Lorsch, c. 800, un ejemplo del estilo arquitectónico carolingio, un primer movimiento clásico, aunque aislado, en la arquitectura.


Etiqueta: Imperio Carolingio

Charles, el hijo bastardo de Pepin, se había ganado el nombre de & # 8220Carolus Martellus & # 8221, en Tours. Charles Martel. & # 8220El martillo & # 8221.

A principios de la Edad Media, la Alcalde del Palacio del Reino de los francos era el poder detrás del trono, rey en todo menos en el nombre, controlando el tesoro real, distribuyendo patrocinio y otorgando tierras y privilegios en nombre de un monarca testaferro. En 688, Pipino de Herstal fue alcalde del Palacio de Austrasia, el dominio franco que ocupaba lo que hoy es el norte de Francia, Bélgica y partes de Alemania.

Pepin tenía una amante, una noble llamada Alpaida, con quien tuvo dos hijos, Childebrand y Charles. El primero se convirtió en duque de Borgoña, mejor recordado por expulsar a los sarracenos de Francia. Este último se convirtió en el padre fundador de la Edad Media europea.

& # 8220St. Hubert de Lieja ofrece sus servicios a Pepin & # 8221 & # 8211 H / T Wikimedia

El único heredero varón legítimo de Pepin falleció antes que su padre en 714, y desató una crisis de sucesión cuando se convirtió en su nieto de 8 años, Theudoald, su verdadero sucesor. La abuela del niño, la esposa de Pepin, Plectrude, arrojó a Charles a la cárcel para anular cualquier amenaza, pero él escapó y llegó al poder en la Guerra Civil que siguió.

Charles demostró ser un táctico militar brillante cuando aplastó a un ejército muy superior en la batalla de Ambleve. Regresó victorioso en 718 y luego hizo algo inusual para la época. Mostró bondad a la mujer responsable de su encarcelamiento y al niño por quien ella había actuado.

Carlos consolidó su poder en una serie de guerras entre 718 y 732, subyugando a los bávaros Allemanii y los paganos sajones, y combinando los antiguos reinos separados de Nuestrostria en el noroeste de la actual Francia con el de Austrasia en el este.

En ese momento se estaba formando una tormenta hacia el oeste, en forma del Emirato musulmán de Córdoba. El califato omeya ganó el control de la mayor parte de Hispania (España) a partir del 711, antes de invadir la Galia hacia el este. Las fuerzas omeyas sufrieron un revés en 721, cuando las fuerzas al mando de Odo el Grande, duque de Acquitaine, rompieron el sitio de Toulouse.

El Emir respondió con una fuerza fuerte desde Yemen, Siria y Marruecos y, en 732, invadió nuevamente. Esta vez, Odo fue destruido en una aplastante derrota en la batalla del río Garona. Tan grande fue la matanza de cristianos que la Crónica Mozárabe de 754 decía & # 8220 solo Dios sabe el número de muertos & # 8221.

Odo huyó hacia Charles pidiendo ayuda. La mesa estaba puesta para una de las batallas más decisivas de la historia mundial.

El califato omeya había derrotado recientemente a las dos fuerzas militares más poderosas de su tiempo. El imperio sasánida en el Irán moderno había sido destruido por completo, al igual que la mayor parte del Imperio bizantino, incluida Armenia, el norte de África y Siria.
Aparte del Reino de los francos, no existía ninguna fuerza suficiente para detener el avance del Califato. Los historiadores creen que, si no fuera por la Batalla de Tours, la conquista islámica habría invadido la Galia y el resto de Europa occidental, dando como resultado un califato único que se extendía desde el mar de Japón hasta el Canal de la Mancha.

Las estimaciones varían con respecto al tamaño de los dos ejércitos. Se estima que las fuerzas de Abd Ar-Rahman al Ghafiqi tenían 80.000 soldados a caballo y de a pie el día de la batalla. Había alrededor de 30.000 infantes en el lado franco y no había caballería.

Cada uno de los soldados duros y curtidos por la batalla de Charles usaba hasta 75 libras de armadura. Habían estado con él durante años y todos creían en su liderazgo. Superado en número dos a uno, Charles tenía una ventaja decisiva. Pudo elegir el terreno en el que dar batalla.

El ejército franco tomó un terreno elevado entre las aldeas de Tours y Poitiers, y se formó en una gran formación cuadrada erizada para resistir el impacto de la carga de la caballería. Durante siete días, los dos ejércitos se enfrentaron entre sí con pocas escaramuzas entre ellos. Finalmente, el Emir no pudo esperar más. Era a finales de año y sus hombres no estaban equipados para un invierno del norte de Europa. El séptimo día, estimado como el 10 de octubre del año 732, al Ghafiqi ordenó a su caballería que cargara.

La historia ofrece pocos casos en los que un ejército medieval pudo resistir la carga de la caballería, pero Carlos había anticipado este momento. Había entrenado a sus hombres durante años y estaban preparados. La Crónica Mozárabe informa:

[En] el impacto de la batalla, los hombres del Norte parecían un mar que no se podía mover. Se mantuvieron firmes, uno cerca del otro, formando como un baluarte de hielo y con grandes golpes de sus espadas cortaron a los árabes. Formados en una banda alrededor de su jefe, la gente de Austrasians llevó todo delante de ellos. Sus manos incansables condujeron sus espadas hasta los pechos [del enemigo].”

Charles de Steuben & # 8217s Bataille de Poitiers en Octobre 732 representa a Charles Martel (montado) frente a Abdul Rahman Al Ghafiqi (derecha) en la Batalla de Tours.

Unas pocas tropas omeyas lograron irrumpir en la plaza y fueron directamente hacia Carlos, pero sus hombres lo rodearon y no quisieron romperlo. La batalla todavía estaba en constante cambio cuando el ejército musulmán corrió rumores de que los hombres de Charles y # 8217 habían irrumpido en el campo base de los omeyas. Temerosos de que les quitaran el botín que habían saqueado en Burdeos, muchos interrumpieron la batalla para regresar al campamento. Abdul Rahman intentó detener la retirada, cuando fue rodeado y asesinado.

Desconfiados de un ataque de & # 8220 fingido vuelo & # 8221, los francos no los persiguieron y reanudaron su falange. Allí permanecieron hasta el día siguiente, hasta que se descubrió que la hueste islámica había huido durante la noche.

Charles, el hijo bastardo de Pepin, se había ganado el nombre de & # 8220Carolus Martellus & # 8221, en Tours. Charles Martel. & # 8220El martillo“.

Los nuevos asaltos omeyas amenazarían el norte de Europa en 736 y 739, hasta que los conflictos internos dividieron al Califato contra sí mismo. Las fuerzas del Imperio Otomano conquistaron el último vestigio del Imperio Romano de Oriente en 1453. Los otomanos intentaron la conquista de Europa cerca de un lugar llamado Lepanto en 1571 y dos veces más en 1529 y 1683, solo para ser detenido a las puertas de Viena. La amenaza estaba lejos de terminar en 732, pero la Europa cristiana en el oeste nunca volvería a ser desafiada tan gravemente.


Caída del Imperio Carolingio

Después de la muerte de Carlomagno (Carlos el Grande) en el 814 d. C., el Imperio franco se enfrentó a serios problemas. La conquista árabe ha hecho que la navegación de la Armada sea peligrosa y reducido sustancialmente el suministro de mercancías del Este. Esto fue consecuencia de una mayor reducción del comercio de mercancías en Europa. En el Imperio Carolingio, los terratenientes se oponían al fortalecimiento del gobierno central porque comenzaron a desempeñar un papel importante en la sociedad. Controlaban los tribunales, prevaleciendo en el ejército, y de esta población procedían la mayoría de los & # 8220grafs & # 8221 (nobleza) y obispos. Los poderes de los grafs tenían que ser monitoreados en particular, porque presionaban a los emperadores y emisarios # 8217 y solo un gobernante poderoso podía controlarlos. Estos problemas, junto con la desintegración del Imperio, o la anarquía a nivel del gobierno local, no pudieron detenerse fácilmente, y la nueva ola de bárbaros complicó aún más el funcionamiento del gobierno central.

Luis el Piadoso (o Ludwig der Fromme) fue sucesor de Carlos el Grande. Durante el reinado de su padre, Luis el Piadoso se convirtió en Rey de Aquitania (781-814). Cuando llegó al trono, despidió a todos los consejeros de los padres que estaban gastando mucho dinero y, por lo tanto, en el mismo período inicial, algunos nobles se alejaron de él. Louis ha promovido la tesis de que el Papa debe elegir o reemplazar a los emperadores. Eso era contrario a la tesis de su padre porque Carlomagno no permitió que la iglesia se involucrara en sus decisiones. La decisión de Luis el Piadoso de sobrevalorar a la Iglesia ha debilitado su autoridad imperial, pero el problema también estaba en la familia con la cuestión principal de quién sería su sucesor. A saber, Luis el Piadoso tuvo tres hijos con su primera esposa Ermengarde de Hesbaye: Lothair (Lothar), Pepin y Luis (Ludwig & # 8220Bavarian & # 8221 o & # 8221 the German & # 8221). Luis el Piadoso trató de darle a cada hijo una parte de la tierra, pero para seguir siendo un imperio completo. Pepin consiguió Aquitania y Ludwig Bavaria, mientras que Lotario, como hijo mayor, fue declarado co-gobernante. Después de la muerte de su padre, se suponía que Lotario se convertiría en un nuevo gobernante del Sacro Imperio Romano. El primero que no estuvo satisfecho con tal decisión fue Bernard, el sobrino de Ludovik y # 8217, pero su rebelión se detuvo rápidamente. Otros miembros de la familia tampoco estaban satisfechos con esta información porque Lothair obtuvo más en comparación con sus hermanos. Después de la muerte de su esposa Ermengarde de Hesbaye el 3 de octubre de 818, Luis el Piadoso se casó con Judith de Baviera. Con su segunda esposa, Luis el Piadoso tuvo una hija Gisela y un hijo Charles (más tarde Carlos el Calvo). Poco después, Judith de Baviera le pidió al emperador que le diera a Carlos la parte del Imperio.

Las disputas familiares se han convertido en guerras civiles que tuvieron un efecto beneficioso en el fortalecimiento de la nobleza. En Worms en 829, Louis le dio Alemannia (territorio habitado por la tribu germánica Alemanni desde 213 d.C.) a Carlos el Calvo y esa decisión lo llevó al enfrentamiento con su otro hijo, Lotario. Poco después, la guerra civil comenzó en 830 cuando los otros dos hijos Pipino de Aquitania y Luis el alemán Rodeó al ejército de Luis el Piadoso y finalmente lograron capturarlo. Liberaron a su padre un año después porque lograron obtener de él aún más herencia y también Lotario perdió el estatus de co-gobernante. Sin embargo, en 832 la guerra familiar se reanudó y se prolongó durante los cuatro años siguientes. La familia se reconcilió en 836. Luis el Piadoso tomó de Lotario (y entregó a Carlos el Calvo) todas las tierras excepto Italia. Pepin de Aquitania y Louis confirmaron lo que tenían anteriormente.

División del Imperio Carolingio tras la firma del Tratado de Verdún 843. entre Carlos el Calvo, Luis el Alemán y Lotario. Mapas de origen ETC

Los ataques más intensos de los normandos a las fronteras del Imperio Romano Holly impactaron en los hermanos para detener la guerra entre ellos y finalmente firmaron el acuerdo en Verdun 843. Por este acuerdo el Imperio Carolingio se dividió en tres partes. Carlos el Calvo obtuvo las tierras al oeste del río Rin, Luis el alemán recibió las tierras al este del Rin. El territorio de Italia y el área estrecha desde la desembocadura del Rin hasta el río Ródano se le dio a Lotario, quien mantuvo el título de Emperador, pero no la prerrogativa de todo el Imperio. Esta división se basó en los estados posteriores: Francia, Alemania e Italia. El Tratado de Verdún fue la primera etapa en la disolución del Imperio Carolingio.

El reino de Lotario (Lotaringia) era débil, por lo que la división entre sus hijos pronto llevó al colapso. En 855 dentro del Tratado de Prüm, Lotario I dividió el reino entre sus tres hijos. El hijo mayor Luis II (& # 8220el joven & # 8221) recibió Italia y el título de Emperador (pero durante su reinado, el título perdió todo valor) Charles ganó un área entre los Alpes y el río Ródano (el área más tarde se convertiría en el Reino de Borgoña) mientras que el Lotario II consiguió los países del Norte, el resto parte del Reino de su padre (Reino de Lotaringia & # 8211 hoy & # 8217s países Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo). Los territorios del Sacro Imperio Romano Germánico fueron nuevamente divididos (después de la muerte de Lotario II en 869) dentro del Tratado de Mersen (o Meerssen) el 8 de agosto de 870 entre Carlos el Calvo y Luis el Alemán. Luis II (& # 8220 el Joven & # 8221) mantuvo el territorio & # 8217 que le fue dado por el Tratado de Verdún 843.

A fines de 884, solo había dos sucesores legítimos de Carlos el Calvo y Luis el Alemán. Carlos III también conocido como Carlos el Gordo (881-887) era hijo de Luis el alemán y Carlos III el Simple era nieto del Carlos el Calvo. Con el apoyo de la nobleza, Carlos el Gordo en 881 recibió la corona del Papa Juan VIII y se convirtió en emperador del Imperio Carolingio. Después de varios años, Carlos el Gordo se vio obligado a abdicar y luego murió en enero de 888. Después de su muerte, el Imperio Carolingio se desmoronó en cinco reinos separados (Francia, Alemania, Italia, Borgoña del Norte) y otros dos duques independientes (Aquitania y Bretaña en el noroeste de Francia). La Iglesia estaba consternada por todas estas disputas de la dinastía carolingia y dentro de todas esas guerras civiles porque redujo los ingresos de la Iglesia. Además de las guerras civiles, el Imperio carolingio se debilitó debido al aumento de las invasiones bárbaras a partir de principios del siglo IX. Los bárbaros estaban interesados ​​principalmente en el robo y luego en asentarse. Debido a su velocidad de invasión, los carolingios estaban indefensos. La protección del Imperio se basaba en las defensas locales de la nobleza local que protegía sus tierras en propiedad feudal. En la mayoría de los casos, los atacantes eran normandos, sarracenos y húngaros.


Debilidad del sistema de juramentos de lealtad y ausencia de instituciones centrales fuertes

El ascenso del poder de los señores locales y la ausencia de instituciones centrales fuertes también jugaron un papel importante en la caída del Imperio Carolingio. El gobierno de Carlomagno se basa en un sistema de juramentos de lealtad y su carisma personal. Como líder militar exitoso, Carlomagno fue muy respetado por la casta guerrera. Sus sucesores no tenían ni su carisma ni la capacidad o quizás el interés de limitar el poder de los líderes locales y no pudieron ganar el nivel de respeto que permitió a Carlomagno mantener la unidad del imperio. La debilidad del sistema de juramentos de lealtad de Carlomagno se hizo evidente ya durante el gobierno de Luis el Piadoso cuando comenzó la formación de lealtades regionales que alcanzaron su punto álgido con la guerra civil después de la muerte de Luis y la división del imperio con el Tratado de Verdún que permitió a los locales. líderes para romper su juramento de lealtad a los carolingios.


Contenido

La idea de imperio revivió con Carlomagno, rey de los francos, quien fue coronado emperador romano por el Papa en 800. Durante el siglo IX, el reino se dividió y reunió repetidamente, pero la dinastía carolingia permaneció en el trono imperial. Carlos el Gordo finalmente reunió la mayoría de los territorios francos en la década de 880, pero para entonces no se podía revertir el declive terminal del imperio. La unidad política no revivió la degradación de las instituciones imperiales y el reemplazo por el dominio de los condes locales. En las primeras décadas del siglo X, las incursiones vikingas comenzaron a pasar factura en los confines del norte. El Imperio se desintegró por última vez en 932.

Carlos el Gordo

La conquista vikinga de Inglaterra desvió los ataques nórdicos al Imperio durante un tiempo. Muchos de los ambiciosos jóvenes de Escandinavia vieron más oportunidades en adquirir tierras en Inglaterra que en atacar a los francos. Los ataques que se realizaron fueron a pequeña escala. Sigfred, un cacique danés y primer rey de Dinamarca, atacó París en 885. Pero a diferencia de OTL, lo hizo sin el gran líder Hrolfr el Norte, que estaba sometiendo a los sajones en Devon ya los galeses en Cornualles en ese momento. La banda vikinga que navegó por el Sena ese año era mucho más pequeña que en OTL, ya que Inglaterra estaba extrayendo muchas de las energías de los vikingos.

El conde Odo, defendiendo París, ahuyentó a los daneses con facilidad. En lugar de derrotar valientemente a un poderoso ejército, ahuyentó a un pequeño grupo de asalto. Nunca se convirtió en un general famoso y nunca fue elegido rey de los francos occidentales.

En OTL, las incursiones normandas habían destruido la fe de los nobles de Francia occidental en Carlos el Gordo. Lo depusieron y eligieron a Odo, un general más eficaz. En EtP, ni Carlos el Gordo ni Odo tuvieron que lidiar con estas incursiones, aunque todavía tuvo que lidiar con los ataques árabes en la costa mediterránea, los nobles enfrentados en Italia y, sobre todo, los ataques magiares. En general, se percibía a Carlos como un gobernante eficaz que equilibraba estas amenazas y administraba el imperio en expansión con la mayor eficacia que podía esperarse. Gracias a la fe general en Carlos y al cargo imperial que representaba, el Imperio Carolingio pudo continuar por un poco más de tiempo.

Luis el cauteloso

(OTL Louis el Ciego): 889-915

Louis era el hijo adoptivo de Charles. He was only a child when his father died leaving him as sole heir. His youth was spent establishing control of the empire, but he eventually was acknowledged in all regions of Francia. The disastrous Italian campaign that resulted in his blindness in OTL did not happen. He was killed in battle against the Magyars.

Charles the Simple and the Robertian rebellion

Louis the Wary had barely been able to claim the inheritance as it was, and after his death the empire fractured again. The imperial title was won by Charles the Simple, King of West Francia. His cousin Carloman of Carinthia was made King of East Francia, ruling Germany and Italy.

During Charles the Simple's reign, Viking attacks resumed after a 40-year lull. This time the raiders came from England in force beginning in the 920s. The new round of attacks tore the Carolingian empire apart at last. Unable to drive back the English, Charles was forced to enfeoff them on wide lands north of the Seine, afterwards called Angelania. Count Robert of Paris, a cousin of Odo, condemned the Emperor's failure and began his revolt. Ultimately he captured Emperor Charles, who died in prison. The nobles of the northwestern part of Francia recognized Robert as King of Neustria and repudiated the rule of the Carolingians.

Arnulf and the collapse of the Frankish Empire

In the wake of the rebellion, the Carolingian line lost the confidence of the German dukes in East Francia. When Carloman of Carinthia died, the dukes met and elected their own king from the Conradine dynasty of Franconia.

Arnulf, Charles the Simple's heir, remained in control of a rump Frankish state in Lotharingia, Frisia, the March of Angelania, and a few odd West-Frankish counties that had not supported Robert's rebellion. Arnulf had the support of the Pope and clergy throughout the crumbling empire, as well as many of the Italian secular magnates but by then the Western Empire was as good as gone. The rulers of the southern kingdoms (Aquitania, Burgundy, Provence, and Italy) nominally reigned in the Emperor's name but were completely independent in practice and often at war with one another.

Arnulf had been crowned an Emperor but never ruled as one. When he died in 947, the title of Western Emperor was not restored.


Historia mundial épica

Pepin (or Pippin) I of Landen (580�) assumed the position of mayor of the palace during the reign of the Merovingian king, Clotaire II (584�). The post of mayor of the palace, known in Latin as maior domus, came to hold decision-making authority, while the king served as a reigning figurehead.

Pepin I’s daughter married the son of Saint Arnulf, bishop of Metz (582�), uniting two of the most prominent Frankish noble families. Their son, Pepin II of Heristal (c. 635�), continued the family’s dominance, conquering Neustria, the western section of the kingdom of the Franks comprising most of present-day northern France, in 687.


He became mayor of the palace in Austrasia, Neustria, and Burgundy. The names used to identify the family (Pippinid or Arnulfing) derived from one of Pepin II’s grandfathers. Later known as the Carolingian family, the Pippinid family made the post of mayor of the palace hereditary. The most famous Carolingian mayor of the palace was Charles Martel (686�)—known variously as Carolus Martellus in Latin or Charles “the Hammer” in English—who served as mayor of the palace of the three Frankish kingdoms.

In 732 he won the Battle of Tours, which halted an advancing Muslim army from overrunning western Europe. According to Frankish custom, following Charles Martel’s death, his position was divided between his two sons, Pepin III (714�), known as “the Short,” in Neustria, and Carloman (710�) in Austrasia.

Pepin III secured papal and noble support to seize power. Pepin III, reuniting Austrasia and Neustria into one kingdom, usurped the Crown of the Merovingians to become the ruling king in 751. He became the founder of the Carolingian dynasty as King Pepin I. The pope anointed Pepin I, also granting him the title of Roman Patrician.

Pepin I also created the Papal States out of conquered territory in central Italy, giving it to the pope to administer. Following Pepin I’s death, his kingdom was divided equally among his two sons, Carloman (755�) and Charlemagne (c. 742�). Following Carloman’s death in 771, Charlemagne became sole ruler.

Charlemagne (known as Carolus Magnus in Latin, Charles the Great in English, and Karl der Grosse in German) expanded the Frankish empire toward the south, conquering much of southern Germany, including Bavaria and Saxony, and northern and central Italy, to reunite most of the former Western Roman Empire. Charlemagne’s empire came to include present-day France, Germany, Austria, the Netherlands, Belgium, Luxembourg, and parts of Italy and Spain.

He continued his alliance with the pope in Rome, promoting religious reform and cultural growth. Consequently Pope Leo III (d. 816) crowned Charlemagne Roman emperor on December 25, 800. The coronation solidified the alliance between the Carolingian emperors and the pope, who provided his blessing on Frankish conquests, which resulted in the spread of Christianity.

In 806 Charlemagne created a plan for the division of his empire among his sons. However on Charlemagne’s death in 814, his sole surviving son, Louis I (778�), known as “the Pious,” came to the throne. Both Charlemagne and Louis I worked to centralize authority throughout the empire. They appointed nobles as administrators, leading to the development of a feudalistic society under the emperor.

After Louis I’s death, his three sons, Lothair (795�), Louis “the German” (804�), and Charles “the Bald” (823�), fought for control of the Frankish empire. In 843 the Treaty of Verdun divided the empire into three segments (West Francia, Middle Francia, and East Francia) among each of Louis I’s sons.

Under Carolingian rule, cultural and linguistic divisions occurred within the Frankish Empire. The eastern Frankish people retained their Germanic dialects, while the western Franks spoke a language that developed into Old French, an amalgam of Gallo-Latin and Germanic dialects. The division of the Frankish Empire was not only a political delineation, but also a cultural and linguistic one.

Following Lothair I’s death in 855, Middle Francia was divided among his sons and renewed tensions arose between the various factions of the Carolingians. The Carolingians maintained control of Middle Francia, which became the kingdoms of Lotharingia and Provence, and Lombardy, the eldest retaining the empty title of emperor until 899.

Despite ensuing rivalries and invasions, the Carolingians retained control of the eastern portion of the Frankish Empire until 911. East Francia served as the nucleus for the later Holy Roman Empire, sometimes referred to as the First Reich (First Empire). Over time East Francia’s political centralization dissolved into regional duchies, which operated as petty kingdoms. Such fragmentation continued, with local rulers promoting their own interests and autonomy within the kingdom as a whole.

Following the death of Louis “the Child” (893�), the last Carolingian ruler, nobles eventually elected Henry the Fowler (876�), duke of Saxony, to succeed. Sometimes referred to as the Ottonians, after Henry I’s son Otto I (912�), who was crowned first Holy Roman Emperor in 962, the dynasty presented themselves as continuous successors to the Carolingians.

The duchies’ powers increased as the Holy Roman Emperors did not assume their position through a blood link, but rather by election from the rulers of the most prominent kingdoms within the empire. Consequently they ruled over a confederation of sovereign territories, rather than a feudal empire.

West Francia (known variously as Francia Occidentalis and the Kingdom of the West Franks), the western portion of the former Frankish Empire, was dominated by several feudal lords, who elected the count of Paris, Hugh Capet (938�), as king of France in 987 following the death of the last Carolingian ruler. He became the founder of the French royal house, the Capetians (987�), which included the later cadet branches: the Valois (1328�), the Bourbons (1589�, 1814, 1815󈞊), and the Bourbon-Orléans (1830󈞜).


Contenido

The opening paragraph should state the span of time for this empire. Even reading the article, I'm not sure whether the historiographic term starts with Charles Martel or Charlemagne, and whether it ends with the death of Charles the Fat in 888, or with the division of the empire in 911, or with the end of rule of the Carolingian Dynasty 987 altogether (see Carolingian Dynasty).--Atkinson (talk) 08:34, 24 February 2010 (UTC)

"Lothar retired Italy to his eldest son Louis II in 844". Re-check your source and work with a good teacher who knows English well to get this right. 108.18.136.147 (talk) 18:52, 11 August 2015 (UTC)

AFAIK, the start date of the empire is Charlemagne being crowned emperor of the Holy Roman Empire on Christmas day 800 AD. I would like to invite KingQueenJack to explain which sources he uses to set the start date at the crowning of Pepin the Short, since no source is mentioned in his edits. Kleuske (talk) 12:20, 14 October 2017 (UTC)

I suppose one could argue that the Carolingian state became an empire in the generic sense ("British Empire", "American empire") through the incorporation of Alamannia, Bavaria, Italy, Saxony, etc. before 800—regardless of the assumption of the title of emperor. However, there is certainly nothing special in that regard about Pippin's coronation. He was crowned king over the same realm that the Merovingians had ruled. In practice, I think the term "Carolingian Empire" mainly refers to the consciously imperial state that existed from 800 to 887/8 under the Carolingian dynasty and which is generally regarded as the first phase of the Holy Roman Empire. Srnec (talk) 14:50, 14 October 2017 (UTC)

I do not see any sources linked in this article for the information on Charles Martel. --ATASU (talk) 02:28, 8 November 2017 (UTC)

Carolingian Empire is just creation of the posterior, it was only invented by historians. The real offcial name was Frankish Kingdom. After Charlemagne became Roman Emperor, the title of king of the Franks remained. So there were no such title or country as Carolingian Empire, or Carolingian Emperor.--Royal Free Citiy (talk) 19:35, 1 September 2020 (UTC)


Ver el vídeo: Ten Minute History - Charlemagne and the Carolingian Empire Short Documentary (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Abdul-Jabbar

    Es notable, la información útil

  2. Kuruk

    En ella algo es. Muchas gracias por la explicación, ahora lo sabré.

  3. Moramar

    En mi opinión, se cometen errores. Escríbeme en PM, te habla.

  4. Fiallan

    hacer algo

  5. Bataxe

    Tal vez.

  6. Dagonet

    Durante mucho tiempo buscó tal respuesta



Escribe un mensaje