Podcasts de historia

Video del aniversario de Poverty Point

Video del aniversario de Poverty Point

>

Video del aniversario de Poverty Point, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


El triunfo del capitalismo

"El capitalismo empresarial saca a más personas de la pobreza que la ayuda". Esa declaración no provino de un líder del partido del té o de un republicano del Congreso, sino de Bono, cantante, celebridad y activista mundial contra la pobreza, que habló con la Iniciativa de Empresas Sociales Globales de Georgetown el año pasado.

Al conmemorar el segundo aniversario de Occupy Wall Street esta semana, vale la pena recordar cuánto Bono tiene razón y OWS, en su núcleo anticapitalista, está profunda y profundamente equivocado.

Occupy Wall Street tuvo razón cuando se llevó a criticar el capitalismo de compinches que ayudó a precipitar la crisis económica de 2008 y la recesión que siguió. Pero esa alianza impía de las grandes empresas y el gran gobierno, un desayuno de perros de regulación, garantías y rescates, no tiene nada en común con el libre mercado y el capitalismo empresarial.

OWS fue y sigue siendo hostil a la idea misma del capitalismo. “El capitalismo es tiránico, explotador y deshumanizador es intolerable. . . El capitalismo ES el problema, ”Proclama el sitio web principal de OWS.

Sin embargo, el capitalismo ha hecho más para empoderar a las personas y elevar el nivel de vida que cualquier otra fuerza en la historia.

A lo largo de la mayor parte de la historia de la humanidad, casi todo el mundo era pobre. Incluso nuestros antepasados ​​más ricos disfrutaban de un nivel de vida más bajo que el de la gente corriente en los Estados Unidos de hoy. No fue hasta principios del siglo XIX que las masas comenzaron a disfrutar de una prosperidad real y creciente.

Cual fue la diferencia? El capitalismo y su descendencia, la Revolución Industrial. Como explica Charles Murray, “en todos los lugares donde el capitalismo se afianzó posteriormente, la riqueza nacional comenzó a aumentar y la pobreza comenzó a caer. En todos los lugares donde el capitalismo no se afianzó, la gente permaneció empobrecida. En todos los lugares donde el capitalismo ha sido rechazado desde entonces, la pobreza ha aumentado ”.

La transformación ocurrió primero en Occidente, que fue el más rápido en abrazar el capitalismo, pero ahora se está extendiendo al resto del mundo. En los últimos 20 años, por ejemplo, el capitalismo ha sacado de la pobreza a más de mil millones de personas en todo el mundo, mientras que la proporción de personas en los países en desarrollo que viven con menos de 1,25 dólares al día se ha reducido a la mitad. Solo en China, 680 millones de personas han sido rescatadas de la pobreza y la tasa de pobreza extrema ha pasado del 84 por ciento en 1980 a menos del 10 por ciento en la actualidad. En África, los ingresos per cápita ajustados a la inflación aumentaron en un asombroso 97 por ciento entre 1999 y 2010. El hambre en la India se redujo en un 90 por ciento después de que el país reemplazó los 40 años de estancamiento socialista con reformas capitalistas en 1991.

Uno puede simplemente mirar la diferencia entre países que adoptan el capitalismo de libre mercado, en diversos grados, y aquellos con economías rígidas controladas por el estado. Recuerde las comparaciones clásicas entre Alemania Oriental y Occidental antes de la caída del Muro, o ahora, entre Corea del Norte y Corea del Sur.

Pero quizás más revelador que estos ejemplos extremos es el hecho de que los países en el cuartil superior del Índice de Libertad Económica del Mundo anual del Instituto Cato tenían un PIB per cápita promedio de 31.501 dólares en 2009, en comparación con 4.545 dólares para las naciones del cuartil inferior. los los mas pobres El 10 por ciento de la población en las naciones económicamente más libres tenía un ingreso más del doble del ingreso promedio en las naciones menos libres económicamente.

Milton Friedman señala que “los únicos casos en los que las masas han escapado. . . pobreza extrema . . . en la historia registrada es donde han tenido capitalismo y, en gran medida, libre comercio. Si quieres saber dónde están las masas en peor situación, es exactamente en el tipo de sociedades que se apartan de eso ".

Esto no debería sorprender a nadie fuera de OWS o de la administración Obama. Es el capitalismo el que desencadena e incentiva la innovación, la creatividad y el descubrimiento. Las personas se enriquecen al proporcionar bienes y servicios que otros desean. Y aquellos que idean bienes y servicios nuevos o mejores probablemente se enriquezcan más rápidamente. Un tercio del "1 por ciento" rico en Estados Unidos son empresarios o gerentes de negocios no financieros. Casi el 16 por ciento son médicos u otros profesionales médicos. Los abogados representaron un poco más del 8 por ciento, y los ingenieros, científicos y profesionales de la computación otro 6,6 por ciento. Estos capitalistas no solo crean riqueza, sino que nos proporcionan los bienes y servicios que hacen que nuestras vidas sean más largas, mejores y más cómodas.

Y el capitalismo no solo produce riqueza, crea oportunidades. En un sistema capitalista, el futuro de un individuo no está fijado por casta o estatus social hereditario. Considere que el 80 por ciento de los millonarios estadounidenses son de la primera generación de su familia en obtener tal riqueza.

De hecho, muchos de los primeros críticos del capitalismo lo despreciaron porque permitía a los comerciantes y a otras personas elevarse por encima de lo que se consideraba su posición natural. El capitalismo amenazaba el antiguo orden social. Y todavía lo hace hoy. La raza, la religión, el género y la orientación sexual son irrelevantes, lo que permite a las personas superar las actitudes sociales y la discriminación histórica. Para citar solo un ejemplo, a pesar de la deplorable historia de esclavitud y racismo de Estados Unidos, hay al menos 35.000 millonarios afroamericanos en la actualidad.

Y finalmente, es importante recordar que el capitalismo se basa en la interacción y el intercambio voluntarios. Es la antítesis de la fuerza y ​​la violencia. Los sistemas basados ​​en “repartir la riqueza” inevitablemente deben imponerse al menos a algunas personas. Si no me gusta la Corporación X por alguna razón, si creo que fabrican productos pésimos, o son ciudadanos corporativos pobres, o lo que sea, puedo negarme a tratar con ellos. Intente decírselo al IRS.

Ciertamente, este país, como gran parte del mundo, ha pasado por unos años difíciles. Pero si queremos volver a poner los pies en el camino del crecimiento y la prosperidad, sería mejor escuchar un poco más de Bono y un poco menos de Occupy Wall Street.


El bienestar alcanza niveles récord después de 50 años de guerra contra la pobreza

Hace cincuenta años esta semana, el presidente Lyndon Johnson anunció la “Guerra contra la Pobreza” durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión. Sin embargo, bajo la administración de Obama, cinco décadas, innumerables programas de bienestar federal inconstitucionales y más de 20 billones de dólares después, los niveles de pobreza permanecen prácticamente sin cambios incluso según las cifras oficiales, y la dependencia del gobierno ha alcanzado nuevos niveles sin precedentes.

En realidad, el destino económico de los estadounidenses es mucho peor de lo que sugerirían incluso estadísticas gubernamentales falsas. Aún más preocupante es que los analistas dicen que las tendencias parecen acelerarse a medida que Washington, D.C., intensifica sus fallidos esfuerzos para supuestamente lograr la "victoria" en la "guerra" mientras la Reserva Federal evoca cantidades cada vez mayores de moneda.

Desde que Obama asumió el cargo, 13 millones más de estadounidenses se han vuelto dependientes de los cupones de alimentos, y las cifras ahora alcanzan un récord de 47 millones, aproximadamente un tercio más que cuando asumió el cargo. En 2007, había 26 millones de beneficiarios. El gasto en el esquema se ha más que duplicado desde 2008. La explosión del programa, junto con otros esquemas de asistencia social, ha dado lugar a que innumerables comentaristas y críticos etiqueten a Obama como "el presidente de cupones de alimentos".

Para 2011, los datos de la Oficina del Censo publicados el año pasado mostraban que el número de estadounidenses que recibían beneficios de asistencia social federal con verificación de recursos superaba en número a los que tenían trabajos de tiempo completo durante todo el año. Casi $ 1 billón anualmente se destina a los programas, y más de 100 millones de estadounidenses reciben algún tipo de beneficios, sin incluir el Seguro Social, Medicare o el desempleo. Bajo ObamaCare, con sus subsidios masivos incluso para aquellos que ganan muchas veces más ingresos que el nivel de pobreza, se espera que la dependencia aumente aún más.

A medida que aumentaba el número de estadounidenses que dependían del gobierno, también aumentaba el número de desempleados. Como señaló un informe de Fox News, en 1964, cuando Johnson declaró la "guerra", casi nueve de cada diez hombres entre 18 y 64 años estaban empleados. Para 2012, menos de las tres cuartas partes de los hombres adultos en sus mejores años laborales tenían empleo. Obama y algunos miembros del Congreso ahora están trabajando para aumentar esos números aún más con una propuesta para prohibir el empleo con cualquier salario inferior a $ 10 por hora, todo menos asegurando una mayor dependencia del gobierno si se aprueba el plan.

Mientras tanto, entre 2009 y 2011, un sorprendente tercio de los estadounidenses se deslizó por debajo de la línea de pobreza federal durante al menos dos meses, según muestran los datos. Bajo la administración de Obama, el El Correo de Washington, citando la recesión, señaló que la pobreza crónica persistente aumentó del tres por ciento al 3.5 por ciento, incluso cuando muchos más estadounidenses experimentaron breves períodos por debajo de la línea oficial, actualmente $ 23,492 por año para una familia de cuatro. Además, la cantidad mediana de tiempo pasado por debajo del nivel de pobreza aumentó de 5,7 meses a 6,6 bajo la administración actual.

Las medidas federales de cuántos estadounidenses están por debajo de la "línea de pobreza" oficial carecen en gran medida de sentido, según los críticos, especialmente porque los políticos pueden simplemente cambiar las metas si creen que avanzará en su agenda. Lo que hace que los datos sean aún más preocupantes es el hecho de que la línea se eleva anualmente en función de la medida del gobierno, profundamente defectuosa y ampliamente criticada, del "índice de precios al consumidor", o IPC, que según los críticos subestima drásticamente la erosión real del poder adquisitivo del dólar causada por maquinaciones del banco central.

La medida oficial de "inflación", que muy pobremente pretende medir los aumentos de precios en lugar de la expansión de la oferta de divisas, tampoco toma en cuenta el hecho de que los costos de producción están bajando en términos reales. A medida que avanzan la productividad laboral y la tecnología, por supuesto, se requiere menos esfuerzo y menos trabajo para producir bienes y servicios. En otras palabras, la miseria económica impuesta a los estadounidenses por el gobierno y los banqueros centrales es mucho peor de lo que sugerirían las cifras oficiales destinadas a camuflar el problema.

De hecho, en términos reales, un análisis del presidente del Gold Standard Institute, Keith Weiner, publicado por Forbes muestra que los estadounidenses están perdiendo terreno a un ritmo enormemente superior al que revelan las estadísticas oficiales. “La conclusión es que, en términos de oro, los salarios han caído alrededor del 87 por ciento”, señaló. “Para tener una idea más clara de lo que eso significa, considere que en 1965, el salario mínimo era de 71 onzas de oro por año. En 2011, el ingeniero senior ganó el equivalente a 63 onzas de oro. Entonces, medidos en oro, vemos que los ingenieros superiores ahora ganan menos de lo que ganaban los trabajadores no calificados en 1965 ".

Sin embargo, incluso utilizando los criterios extraordinariamente defectuosos establecidos por Washington, DC, se revela que había unos 36 millones de estadounidenses por debajo del umbral de la pobreza cuando se inició la "guerra". Hoy, con la población que ha crecido significativamente, las filas de pobres, según la definición de los burócratas federales, han aumentado a casi 50 millones. Utilizando otra metodología, los datos muestran que, incluso basándose en mediciones oficiales engañosas, el número de estadounidenses con ingresos no asistenciales por debajo de la línea de pobreza ha crecido del 26 por ciento en 1967 a alrededor del 30 por ciento en 2012. Los analistas dijeron que los datos sugieren que se está convirtiendo en También es más difícil liberarse de la pobreza.

Como era de esperar, Obama y gran parte del Partido Demócrata están pidiendo más de las mismas políticas fallidas: elevar el salario mínimo a más de $ 10 por hora, por ejemplo, junto con más préstamos y más gastos en programas de asistencia social. Un demócrata en el Congreso incluso propuso cambiar el nombre de la asistencia social a "fondo de vida de transición". En el 50 aniversario de uno de los cambios más radicales en la historia de Estados Unidos en el papel del gobierno, Obama estaba ocupado suplicando al Congreso que endeudara aún más al público para extender aún más los beneficios por desempleo, nuevamente.

A pesar de cinco décadas de guerra contra la pobreza y 20 billones de dólares gastados, sin señales de victoria a la vista, Obama dijo que la & # 8220 guerra & # 8221 debe intensificarse. "De hecho, si no hubiéramos declarado 'la guerra incondicional contra la pobreza en Estados Unidos', millones más de estadounidenses estarían viviendo en la pobreza hoy", afirmó Obama en un discurso cuestionado que marca el 50 aniversario de la llamada guerra. "En cambio, significa que debemos redoblar nuestros esfuerzos para asegurarnos de que nuestra economía funcione para todos los trabajadores estadounidenses". Entre otros esquemas, propuso "ampliar el acceso a la educación y la atención médica".

Otra expansión de los beneficios por desempleo, que cuesta a los contribuyentes más de $ 6 mil millones, está en la agenda principal de Obama. Sin embargo, los conservadores atacaron rápidamente. “El mero hecho de que estemos hablando de extender los beneficios por desempleo nuevamente es una proclamación de que las políticas económicas de esta administración están fallando”, observó el representante Steve Southerland II (R-Fla.), Quien está trabajando con otros republicanos de la Cámara para controlar en algunos de los grandes gigantes del bienestar federal y alentar la búsqueda de trabajo a cambio de fondos de los contribuyentes.

"Al conmemorar el 50 aniversario de la Guerra de Estados Unidos contra la Pobreza, está claro que, en cambio, estamos atrapados en una batalla de desgaste que ha dejado a más personas en la pobreza que nunca", señaló Southerland, quien preside la Iniciativa contra la pobreza del Comité de Estudio Republicano. “Las ideas del pasado del Gran Gobierno no funcionan. La historia nos ha enseñado que presupuestos más grandes no resolverán los desafíos de la pobreza en Estados Unidos ".

Otros legisladores republicanos se subieron al tren de la “lucha contra la pobreza” del gobierno, aunque en su mayoría sin ofrecer soluciones serias. En lugar de reformas reales, los republicanos prominentes pidieron modificar las estrategias existentes del Gran Gobierno, supuestamente para lidiar con la pobreza y la dependencia cada vez mayor de un gobierno en expansión que está imponiendo cantidades cada vez mayores de deuda a los contribuyentes que ya luchan. El senador Marco Rubio (republicano por Florida), por ejemplo, pidió un "cambio fundamental" en la guerra. La mayoría de sus propuestas políticas reales, sin embargo, no alcanzaron esa ambiciosa declaración.

“Nuestros programas gubernamentales actuales ofrecen, en el mejor de los casos, solo una solución parcial”, afirmó Rubio. “Ayudan a las personas a lidiar con la pobreza, pero no les ayudan a escapar de ella”. Si bien propuso trasladar algunos de los esquemas federales de asistencia social a los gobiernos estatales, el republicano de Florida también abogó por "simplificar la mayor parte de nuestra financiación federal existente contra la pobreza en una sola agencia". De hecho, según la propuesta de Rubio, los gobiernos estatales simplemente administrarían el régimen de bienestar federal. A pesar de algunas ideas mejores —reducir la deuda nacional, simplificar el código tributario, recortar las regulaciones y más— también aceptó implícitamente el argumento demócrata estatista de que la “desigualdad de ingresos” es un “problema” que deben abordar los políticos.

Mientras tanto, el senador Mike Lee (republicano por Utah) con mentalidad de libertad sugirió que la libertad era la verdadera solución a la pobreza. "Durante más de 200 años, Estados Unidos, a través de prueba y error, a través de los buenos y los malos tiempos, ha librado la guerra contra la pobreza más exitosa en la historia del mundo", dijo, criticando la visión de Obama del gobierno como el supuesta & # 8220solución ”a todos los problemas. “Esta mentalidad desacreditada, que insiste en que la acción colectiva solo puede significar acción estatal, es en sí misma una especie de pobreza. Rechaza la solidaridad social a favor de la coerción política y las comunidades voluntarias para los organizadores comunitarios profesionales ”.

Por supuesto, Obama no es el único responsable de los problemas actuales que plagan la economía de Estados Unidos. El Congreso, por supuesto, debe aprobar todos los fondos. Además, la administración actual simplemente ha seguido el patrón bipartidista de décadas de expandir perpetuamente el costo, el tamaño, el poder, la anarquía y la intrusión del gobierno federal.

De hecho, aunque Washington, DC, ha jugado un papel crucial en el empobrecimiento continuo de Estados Unidos, y Obama ciertamente ha echado mucho combustible al fuego, el culpable más importante ha sido sin duda el cartel de la Reserva Federal de propiedad privada establecido por el Congreso. 100 años atrás. Sin embargo, al otorgarle al cártel bancario un monopolio sobre la moneda basada en la deuda y permitirle crear cantidades infinitas de la misma para ser reembolsadas con intereses imposibles de pagar, el gobierno federal conserva la responsabilidad última.

Al final, como prácticamente todas las “guerras” inconstitucionales declaradas ilegalmente por los presidentes - sobre drogas, terror, cáncer, países extranjeros y más - la “guerra” inconstitucional contra la pobreza ha sido un fracaso miserable. Las verdaderas soluciones, sin embargo, no son complejas: restaurar el dinero honesto y los mercados libres mientras se permite que la caridad privada ayude a los necesitados. También ayudaría poner fin a los incentivos gubernamentales que fomentan los nacimientos fuera del matrimonio.

La mayoría de los estadounidenses ya quieren recortar el gasto del gobierno federal, muestran las encuestas. Sin embargo, si los votantes insisten en el bienestar, los gobiernos estatales y locales serían sin duda una mejor alternativa, sin mencionar la única opción constitucional en ausencia de una enmienda debidamente ratificada a la Constitución de los Estados Unidos. Aún así, con dinero honesto y mercados libres, la prosperidad abundante reduciría drásticamente la necesidad de caridad y bienestar en primer lugar.


El nivel de pobreza bajo Obama rompe el récord de 50 años

Cincuenta años después de que el presidente Johnson comenzara una guerra contra la pobreza de 20 billones de dólares financiada por los contribuyentes, el porcentaje general de personas empobrecidas en los EE. UU. Ha disminuido solo ligeramente y los pobres han perdido terreno bajo el presidente Obama.

Los asistentes dijeron que Obama no planea conmemorar el aniversario del miércoles del discurso de Johnson en 1964, que dio lugar a Medicaid, Head Start y una amplia gama de otros programas federales contra la pobreza. El único evento público del presidente el martes fue una petición para que el Congreso apruebe beneficios extendidos para los desempleados de larga duración, otro recordatorio de los persistentes problemas económicos durante los cinco años de Obama en el cargo.

& # 8220 Lo que creo que el pueblo estadounidense realmente está buscando en 2014 es solo un poco de estabilidad, & # 8221, dijo Obama.

Aunque el presidente a menudo critica la desigualdad de ingresos en Estados Unidos, sus políticas han tenido poco impacto en general sobre la pobreza. Un récord de 47 millones de estadounidenses reciben cupones de alimentos, unos 13 millones más que cuando asumió el cargo.

La tasa de pobreza se ha mantenido en el 15 por ciento durante tres años consecutivos, la primera vez que ocurre desde mediados de la década de 1960. La tasa de pobreza en 1965 era del 17,3 por ciento, era del 12,5 por ciento en 2007, antes de la Gran Recesión.

Aproximadamente 50 millones de estadounidenses viven por debajo del umbral de pobreza, que el gobierno federal definió en 2012 como un ingreso anual de $ 23,492 para una familia de cuatro.

Los esfuerzos contra la pobreza del presidente Obama & # 8220 son básicamente para dar a más personas más cosas gratis & # 8221, dijo Robert Rector, especialista en bienestar y pobreza de la conservadora Heritage Foundation.

& # 8220Eso & # 8217 es exactamente lo contrario de lo que dijo Johnson, & # 8221 dijo el Sr. Rector. El objetivo de & # 8220Johnson & # 8217 era hacer que las personas fueran prósperas y autosuficientes. & # 8221

Los asesores del presidente defienden sus políticas diciendo que rescataron a la nación de la profunda recesión en 2009, salvaron la industria automotriz y redujeron la tasa de desempleo al 7 por ciento desde un máximo del 10 por ciento hace cuatro años.

Gene Sperling, el principal asesor económico del presidente, dijo que Obama ha sacado a 9 millones de personas de la pobreza con políticas como extender el crédito tributario por ingresos del trabajo para padres con tres o más hijos y reducir la multa por matrimonio. . & # 8221

& # 8220Hay cosas que este presidente ha hecho que han marcado una gran diferencia, & # 8221, dijo Sperling el lunes.

La Casa Blanca nuevamente está presionando por un aumento en el salario mínimo federal, esta vez abogando por un proyecto de ley del Senado que elevaría la tarifa por hora a $ 10.10 desde su actual $ 7.25. El Sr. Sperling dijo que la acción sacaría de la pobreza a otros 6,8 millones de trabajadores.

& # 8220Los haría menos dependientes de los programas gubernamentales. No agregaría ni un centavo al déficit, pero recompensaría el trabajo y reduciría la pobreza, & # 8221, dijo.

Se espera que el presidente utilice su discurso sobre el estado de la Unión el 20 de enero para presionar al Congreso para que aumente el salario mínimo. Hizo el mismo lanzamiento hace un año.

Los demócratas están defendiendo temas como las prestaciones por desempleo y el salario mínimo especialmente este año a medida que la retórica de la guerra de clases se calienta para enmarcar las elecciones legislativas de mitad de período. Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes se oponen a aumentar el salario mínimo y quieren que los beneficios por desempleo se paguen con ahorros en otras partes del presupuesto. Obama insiste en que los beneficios se extiendan sin compensaciones.

El mes pasado, el presidente declaró la brecha cada vez mayor entre ricos y pobres como & # 8220 el desafío definitorio de nuestro tiempo & # 8221, y se espera que los candidatos demócratas retomen ese tema en la campaña electoral en lugar de debatir los déficits y las complicaciones de Obamacare.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de la administración contra la pobreza, el gobierno informó esta semana que, según algunas medidas, la pobreza ha sido peor con Obama que con el presidente George W. Bush. La Oficina del Censo de EE. UU. Informó que el 31,6 por ciento de los estadounidenses vivieron en la pobreza durante al menos dos meses de 2009 a 2011, un aumento de 4,5 puntos porcentuales con respecto al período anterior a la recesión de 2005 a 2007.

De los 37,6 millones de personas que eran pobres a principios de 2009, el 26,4 por ciento permaneció en la pobreza durante los siguientes 34 meses, según el informe. Otros 12,6 millones de personas escaparon de la pobreza durante ese tiempo, pero 13,5 millones más cayeron en la pobreza.

Rector dijo que la guerra contra la pobreza ha sido un fracaso cuando se mide por la cantidad total de dinero gastado y las tasas de pobreza que no han cambiado significativamente desde que Johnson pronunció su discurso.

& # 8220 & # 8217Hemos gastado $ 20,7 billones en ayuda con verificación de recursos desde ese momento, y la tasa de pobreza está casi exactamente donde estaba a mediados de la década de 1960 & # 8221, dijo.

El liberal Center on Budget and Policy Priorities dijo en un informe que algunas tendencias han ayudado a reducir la pobreza desde la década de 1960, incluidos más estadounidenses que completan la escuela secundaria y más mujeres que trabajan fuera del hogar. Pero el grupo dijo que otros factores han contribuido a la pobreza persistente, incluida la triplicación del número de hogares encabezados por padres solteros.

Rector dijo que demasiados programas gubernamentales contra la pobreza aún desalientan el matrimonio, teniendo en cuenta las estadísticas que muestran que más de cuatro de cada 10 niños nacen de padres solteros.

& # 8220Cuando comenzó la guerra contra la pobreza, alrededor del 6 por ciento de los niños nacieron fuera del matrimonio & # 8221, dijo. & # 8220Hoy eso & # 8217s 42 por ciento - catástrofe. & # 8221


Pacific Islanders In Communications celebra su 30 aniversario

HONOLULU (PRWEB) 04 de mayo de 2021

Este mes de mayo, celebre las historias y los narradores de las islas del Pacífico con Pacific Islanders in Communications (PIC). Este año marca el 30 aniversario de la organización de medios y su colectivo global de creadores de contenido establecidos y emergentes en las comunidades nativas de Hawái, las islas del Pacífico y la diáspora. PIC es la única organización nacional de medios públicos que se compromete a apoyar, promover y desarrollar el contenido y el talento de los medios de comunicación de las Islas del Pacífico que resulten en una comprensión más profunda de la historia y la cultura de las Islas del Pacífico. Para ampliar el legado de películas y cineastas en el colectivo, el PIC proyectará una colección diversa de películas que estarán disponibles en varias plataformas virtuales a partir de esta primavera y durante el resto del año.

“Los habitantes de las islas del Pacífico tienen el desafío único de ser invisibles e hipervisibles al mismo tiempo, especialmente como parte de un grupo muy diverso de personas”, dijo Leanne Kaʻiulani Ferrer, directora ejecutiva de Comunicaciones de las islas del Pacífico. “Por eso es importante involucrar a múltiples comunidades y unirlas con los creadores de medios de las islas del Pacífico para enriquecer el panorama cultural. A pesar de la pandemia y de tener que refugiarnos en el lugar, valoramos esta oportunidad de compartir nuestras historias de los isleños del Pacífico prácticamente a través del océano. Cuando cultivamos nuevas audiencias, ampliamos los espacios en los que se refleja, honra y respeta todo nuestro ser ".

Durante mayo, una amplia selección de películas estará disponible para el público a través de festivales de cine virtuales. Usando una plataforma de cine, estas películas continúan una rica tradición de narración que es el centro de muchas culturas Pasifika. Algunos aspectos destacados incluyen:

APRENDIZAJE A DISTANCIA
Dirigida por Elena G.K. Rapu, Sergio M. Rapu
Un cineasta y padre rapanui que vive en el Medio Oeste de Estados Unidos nunca imaginó que perdería la capacidad de regresar a la tierra de sus antepasados.
Tocando en: CAAMFest (Programa: Pacific Showcase)

E HAKU INOA: TEJER UN NOMBRE
Dirigida por Christen Hepekoa Marquez
Una joven multirracial Kanaka Maoli se propone descubrir el significado de su largo nombre hawaiano de 63 letras de su madre esquizofrénica separada.
Jugando en: Escaparate virtual de Asia Pacífico (Programa: Hijas del océano)

O A‘U 'O LE TAUPOU
Realizado por PIC Taller de cineastas de Samoa Americana
Una joven Taupou (doncella sagrada) debe encontrar el equilibrio entre las tradiciones de Samoa y su forma de vida moderna.
Tocando en el escaparate virtual de Asia Pacífico (Programa: Daughters of the Ocean)

EL TRIBUNAL
Dirigida por N & # 229 Maka o ka '& # 197ina
THE TRIBUNAL, un fascinante estudio jurídico de la justicia bajo ocupación, documenta el Tribunal Internacional de los Pueblos de Hawai'i 1993, durante el cual los Estados Unidos y el estado de Hawai fueron enjuiciados por crímenes contra los nativos.
Tocando en: SDAFF Spring Showcase (Programa: CINE SOBERANO: EL DOCUMENTAL POLÍTICO DE NĀ MAKA O KA ‘ĀINA)

El público de EE. UU. También puede ver la nueva temporada de PACIFIC HEARTBEAT en Youtube. Ahora en su décima temporada, PACIFIC HEARTBEAT es una serie de antología que brinda a los espectadores una visión del Pacífico real: su gente, culturas y problemas contemporáneos. La serie presenta una diversa gama de programas que llevarán a los espectadores al corazón y al alma de la cultura de las islas del Pacífico.

Estas películas reflejan una larga lista de películas que han recibido apoyo financiero de PIC. A través del trabajo de los creadores de medios de PIC, estas películas trazan la comunidad, la visibilidad y el trabajo de las historias y narradores de las islas del Pacífico para comprender cómo estas narrativas pueden sentar las bases para el poder y la visibilidad futuros. De cara a los próximos 30 años de realización cinematográfica, PIC continúa mejorando las formas de apoyar el contenido de los medios por y sobre los nativos de las islas del Pacífico y adaptarse a las crecientes necesidades de la comunidad cinematográfica. Al hacerlo, PIC ha lanzado el Fondo de Cortos, que incluye una colaboración cinematográfica con 'OHINA. El Fondo de Cortos apoyará la elección de proyectos para la distribución digital de medios públicos y la transmisión televisiva.

"La narración es vital para la cultura de las islas del Pacífico". dijo Cheryl Hirasa, directora general y vicepresidenta de programas de Pacific Islanders In Communications. “Es una forma de transmitir el conocimiento de una generación a otra y de honrar a quién y de dónde venimos para ayudarnos a navegar hacia un futuro basado en la armonía, la integridad y el respeto. El Fondo de Cortos es una forma en que apoyamos esta visión y este año estamos muy emocionados de anunciar nuestra colaboración con 'CHINA este año, que maximizará las oportunidades para los cineastas con proyectos de ficción, incluida la oportunidad de participar en el centro de desarrollo de OHINA LABS 2021. para contenido breve. El laboratorio es un taller intensivo de educación para cineastas que brinda tutoría de guionistas, productores y directores de Hollywood en una variedad de campos cinematográficos clave, incluido el desarrollo de guiones, afinando lanzamientos, apoyo a la producción, orientación de proyectos y más. "

PIC continuará su celebración del 30 aniversario con una serie de conversaciones especiales con artistas, disponibles para audiencias de todo el mundo. Las conversaciones, programadas para el 20 de mayo de 2021, contarán con el aclamado músico y actor Stan Walker y el cineasta Mitchell Hawkes mientras discuten el documental STAN. En conversaciones adicionales se celebrarán películas y TOKYO HULA y FOR MY FATHER’S KINGDOM.

Para obtener más información sobre todas las películas y la programación, visite https://www.piccom.org/

UN LUGAR EN EL MEDIO
Dirigida por Dean Hamer y Joe Wilson
UN LUGAR EN EL MEDIO es la historia real de una niña en Hawai'i que sueña con liderar el grupo de hula solo para niños en su escuela, y una maestra que la empodera a través de la cultura tradicional. Esta película educativa para niños es una excelente manera de hacer que los estudiantes piensen y hablen sobre los valores de la diversidad y la inclusión, el poder de conocer su herencia y cómo prevenir el acoso al crear un clima escolar de aloha, desde su propio punto de vista. !
Jugando en: Escaparate virtual de Asia Pacífico (Programa: Hijas del océano)

CRUCE DE ESPACIOS
Dirigida por: Lola Bautista
Como el grupo más nuevo de isleños del Pacífico en llegar a las islas hawaianas, los micronesios aspiran a los mismos sueños que todos los nuevos grupos de inmigrantes antes que ellos. De manera similar, muchos enfrentan discriminación y pobreza mientras luchan por construir una nueva vida. A pesar de estos obstáculos, la educación superior sigue siendo la clave para desbloquear el sueño americano para ellos y sus familias. Crossing Spaces es una serie de tres cortos documentales que describen a tres mujeres de Micronesia en Honolulu mientras enfrentan los desafíos de la educación superior y trabajan para lograr un cambio significativo para sus familias y comunidades.
Jugando en: Escaparate virtual de Asia Pacífico (Programa: Hijas del océano)

APRENDIZAJE A DISTANCIA
Dirigida por Elena G.K. Rapu, Sergio M. Rapu
Un cineasta y padre rapanui que vive en el Medio Oeste de Estados Unidos nunca imaginó que perdería la capacidad de regresar a la tierra de sus antepasados.
Tocando en: CAAMFest (Programa: Pacific Showcase)

E HAKU INOA: TEJER UN NOMBRE
Dirigida por Christen Hepuakoa Marquez
Una joven multirracial Kanaka Maoli se propone descubrir el significado de su largo nombre hawaiano de 63 letras de su madre esquizofrénica separada.
Jugando en: escaparate virtual de Asia Pacífico

COMER PASCUA
Dirigida por Sergio M. Rapu
Un cineasta nativo de Rapanui (Isla de Pascua) explora el dilema moderno de su gente mientras enfrentan las consecuencias de su hogar en rápido desarrollo.
Jugando en: Asian Pacifc Virtual Showcase

CÓMO CAPTAR UN TAOTAOMONA
Dirigida por Neil Tinkham
Mientras Raph deambula por la jungla detrás de su casa, se encuentra con una figura humana que se parece al taotaomona, un espíritu ancestral de la mitología chamorro.
Tocando en: CAAMFest (Programa: Pacific Showcase)

ALMA HAWAIANA
Dirigida por ‘Āina Paikai
En el contexto del movimiento por los derechos de los nativos de la década de 1970, George Helm, un joven activista y músico hawaiano, debe obtener el apoyo de los kūpuna (ancianos de la comunidad) de la isla de Maui para ayudar en la lucha por proteger la preciosa isla vecina de Kahoʻolawe de los bombardeos militares. .
Tocando en: CAAMFest (Programa: Pacific Showcase)

KAPAEMAHU
Directed by Hinaleimoana Wong-Kalu, Dean Hamer and Joe Wilson
Long ago, four extraordinary beings of dual male and female spirit brought the healing arts to Hawaii and imbued their powers in four giant boulders. The stones still stand on Waikiki Beach, but their true story has been hidden - until now.
Playing in: Asian Pacific Virtual Showcase (Program: Pacific Cinewaves)

KUMU HINA
Directed by Dean Hamer and Joe Wilson
Kumu Hina is a powerful feature documentary about the struggle to maintain Pacific Islander culture and values within the Westernized society of modern day Hawaiʻi. It is told through the lens of an extraordinary Native Hawaiian who is both a proud and confident māhū, or transgender woman, and an honored and respected kumu, or teacher, cultural practitioner, and community leader.
Playing in: Asian Pacific Virtual Showcase

LET’S REMEMBER OUR ANCESTORS (TA HASSO I MANAINA)
Directed by Neil Tinkham
Amidst the COVID-19 pandemic, a Chamoru cultural foundation attempts to continue its mission by having members create a new chant together, while they all remain in isolation.
Playing in Asian Pacific Virtual Showcase (Program: Daughters of the Ocean), and CAAMFest

MAHALO COVID-19
Directed by Matt Yamashita
When a filmmaker and his small island community take on the pandemic, they unsuspectingly find a clearer path towards self-reliance and a stronger connection to each other and nature.
Playing in: CAAMFest (Program: Pacific Showcase)

MARIA
Directed by Jeremiah Tauamiti
An ailing Polynesian matriarch must find the strength to lead her family one last time.
Playing in: Asian Pacific Virtual Showcase (Program: Daughters of the Ocean)

O A‘U ‘O LE TAUPOU
Made by PIC American Samoa Filmmakers Workshop
A young Taupou (sacred maiden) must find the balance between Samoa traditions and her modern way of life.
Playing in: Asian Pacific Virtual Showcase (Program: Daughters of the Ocean)

ONE VOICE
Directed by Lisette Marie Flanary
This is the story of the Kamehameha Schools Song Contest through the eyes of the student song leaders. Every year in Hawai'i, nearly 2000 high school students compete in the Song Contest where students direct their classmates in singing Hawaiian songs in four-part harmony, acapella.
Playing in: CAAMFest (Program: Pacific Showcase)

THE TRIBUNAL
Directed by Nå Maka o ka ‘Åina
A fascinating legal study of justice under occupation, THE TRIBUNAL documents the Peoples’ International Tribunal Hawai’i 1993, during which the United States and the State of Hawaii were put on trial for crimes against native people.
Playing in: SDAFF Spring Showcase (Program: SOVEREIGN CINEMA: THE POLITICAL DOCUMENTARY OF NĀ MAKA O KA ‘ĀINA)

About Pacific Islanders in Communications (PIC):
Established in 1991, Pacific Islanders in Communications (PIC) is the only national public media organization that supports media content and its makers to work together to promote a deeper understanding of Pacific Islander history, culture and contemporary issues that define our communities. PIC addresses the need for media content that reflects America’s growing ethnic and cultural diversity by funding independently produced media, and by providing hundreds of hours of innovative media by and about Pacific Islanders to American public television including its flagship series Pacific Heartbeat. For more information about Pacific Islanders in Communications and Pacific Heartbeat, visit http://www.piccom.org and follow us on social media: Twitter: @PICpacific | facebook.com/piccom | Instagram: @picpacific

About Pacific Heartbeat:
Now in its tenth consecutive season, Pacific Heartbeat is an anthology series that provides viewers a glimpse of the real Pacific—its people, cultures, languages, music, and contemporary issues. From revealing exposés to rousing musical performances, the series features a diverse array of programs that will draw viewers into the heart and soul of Pacific Island culture.


'Workshop of the world'

Yet after Mao's death in 1976, reforms spearheaded by Deng Xiaoping began to reshape the economy. Peasants were granted rights to farm their own plots, improving living standards and easing food shortages.

The door was opened to foreign investment as the US and China re-established diplomatic ties in 1979. Eager to take advantage of cheap labour and low rent costs, money poured in.

"From the end of the 1970s onwards we've seen what is easily the most impressive economic miracle of any economy in history," says David Mann, global chief economist at Standard Chartered Bank.

Through the 1990s, China began to clock rapid growth rates and joining the World Trade Organization in 2001 gave it another jolt. Trade barriers and tariffs with other countries were lowered and soon Chinese goods were everywhere.

"It became the workshop of the world," Mr Mann says.

Take these figures from the London School of Economics: in 1978, exports were $10bn (£8.1bn), less than 1% of world trade.

By 1985, they hit $25bn and a little under two decades later exports valued $4.3trn, making China the world's largest trading nation in goods.


Poverty Point Anniversary Video - History

As the international community embarks on the Third Decade for the Eradication of Poverty, an estimated 783 million people lived on less than $1.90 a day in 2013, compared with 1.867 billion people in 1990. Economic growth across developing countries has been remarkable since 2000, with faster growth in gross domestic product (GDP) per capita than advanced countries. This economic growth has fuelled poverty reduction and improvements in living standards. Achievements have also been recorded in such areas as job creation, gender equality, education and health care, social protection measures, agriculture and rural development, and climate change adaptation and mitigation. [Resolution A/73/298]

Impact of COVID-19 on Global Poverty

The estimates of the potential short-term economic impact of COVID-19 on global monetary poverty through contractions in per capita household income or consumption show that COVID-19 poses a real challenge to the UN Sustainable Development Goal of ending poverty by 2030 because global poverty could increase for the first time since 1990 and, depending on the poverty line, such increase could represent a reversal of approximately a decade in the world’s progress in reducing poverty. In some regions the adverse impacts could result in poverty levels similar to those recorded 30 years ago. Under the most extreme scenario of a 20 per cent income or consumption contraction, the number of people living in poverty could increase by 420–580 million, relative to the latest official recorded figures for 2018. [WIDER Working Paper 2020/43]

Why do we mark International Days?

International days and weeks are occasions to educate the public on issues of concern, to mobilize political will and resources to address global problems, and to celebrate and reinforce achievements of humanity. The existence of international days predates the establishment of the United Nations, but the UN has embraced them as a powerful advocacy tool. We also mark other UN observances.


Louisiana State Parks

The 2,700-acre, man-made lake that is the center piece for Poverty Point Reservoir State Park offers visitors an outlet for a variety of watersport activities and a scenic backdrop for waterfowl migration each spring and fall.

The reservoir, just three miles north of Delhi in Richland Parish, was created in 2001 as a water resource for the area and outdoor recreation outlet.

The site name is derived from a nearby Native American site consisting of complex earthworks and artifacts. Dubbed the Poverty Point culture, its people settled on the banks of Bayou Macon, near what is now the community of Epps, between 1,400 and 700 B.C. Park guests are only 20 minutes away from Poverty Point State Historic Site for day trips to what has become a focal point for archaeological research since the mid 20th century.

The fish and wildlife species inhabiting or migrating through the reservoir are numerous. Anglers can fish the lake year round for largemouth bass, black crappie, blue gill and channel catfish. The region falls within the Mississippi Flyway for many winged species. Depending on the season, visitors will see cormorants, ducks, geese and pelicans.

Special attention should be given to any Louisiana black bear sightings on or near the reservoir. The eastern edge of the park, along Bayou Macon, contains attractive bear habitat and visitors are cautioned to keep all exterior cabin areas and day-use areas cleared of accessible food products and refuse. Bear-proof containers are provided for waste disposal throughout the park.

Hours of Operation: 6 a.m. to 9 p.m., Sunday through Thursday. All park sites close at 10 p.m. on Friday, Saturday and days preceding holidays.

The North Marina Complex, off La. 17 on the northwest corner of the lake, features a swimming beach area, boat launch, marina with 48 covered boat slips, concession area, fishing pier and fish cleaning station. The marina complex will be open daily from 6 a.m. to 9 p.m. (closing at 10 p.m. on Friday and Saturday).

The rental boat slips in the marina complex will be available on an annual lease basis and distributed to the general public through a lottery selection procedure conducted by State Parks. Lease rental fees range from $75 (per month) for those choosing to use the slip for storage only to $150 (per month) for watercraft with overnight accommodations that will be used for overnight stays. Each boat slip provides connections for electricity and water.

The two, four-lane boat launches, one at the North Marina Complex and one at the South Landing, provide access to the water. Both gated launch areas will be open daily from 6 a.m. to 9 p.m., including weekends and holidays. A fish cleaning station is provided at each launch area for visitor use.

Boats includes 2 paddles and 3 life jackets.Canoes includes paddles, life jackets.

The North Marina Complex, off La. 17 on the northwest corner of the lake, features a swimming beach area, boat launch, marina with 48 covered boat slips, concession area, fishing pier and fish cleaning station. The marina complex is open daily from 6 a.m. to 9 p.m. (open until 10 p.m. on Friday and Saturday).

The rental boat slips in the marina complex are available on an annual lease basis. Lease rental fee information can be obtained by contacting the Reservation Center at 1-877-226-7652. Each boat slip provides connections for electricity and water.

Black Bear Golf Course (253 Black Bear Drive, Delhi) - A ?must play? on Louisiana?s Audubon Golf Trail, this course is located near Bayou Macon and offers various levels of challenge to golfers. After the 18th hole, enjoy a meal and refreshing beverage at the Waterfront Grill.

Poverty Point State Historic Site (East of Monroe and north of I-20 on LA 577 northeast of Epps) - The site is considered one of the most significant archaeological finds in the country. It has a complex of Native American ceremonial mounds built between 1700 and 700 B.C. A museum and guided tours interpret a culture that once flourished on the site.

Chemin-A-Haut State Park (East of US 425, 10 miles north of Bastrop) ? French for "high road," Chemin-A-Haut is a 503-acre state park situated on a high bluff overlooking scenic Bayou Bartholomew. The park offers 26 improved campsites, 14 vacation cabins, a day use area with a swimming pool, picnic area and 7 playgrounds. Two barrier-free nature trails and a conference room make this a popular area year-round.

Lake D'Arbonne State Park (5 miles west of Farmerville on LA 2) ? A fisherman's paradise, this 655-acre state park is nestled in a pine forest and rolling hills along the shores of Lake D'Arbonne. The park features 18 cabins, 65 improved campsites, a visitors center, a swimming pool, 4 tennis courts, picnic tables and grills, 3 fishing piers, a boat ramp and a fish-cleaning station.

Jimmie Davis State Park at Caney Lake (Off LA 4 southwest of Chatham, on Lakeshore Drive/State Road 1209) ? Situated on an outstanding bass-fishing lake, the parks offers 73 improved camping sites, picnicking, 19 cabins, a group camp with a capacity of 120, 2 boat ramps, a fishing pier, swimming beach and is an ideal spot to launch biking expeditions.

The Cotton Museum (Hwy. 65 north, Lake Providence) ? Visitors can get a first-hand look at the day-to-day operations of a plantation where cotton was the major cash crop.

Panola Pepper Company (1414 Holland Delta Drive, Lake Providence) ? Established in the mid-1980s, this company offers over 30 sauces, seasonings and condiments. Open for tours 8 a.m.-4 p.m., Monday through Friday.

Tensas National Wildlife Refuge (Off I-20 via US 65 [Tallulah Exit] or off I-20 via LA 577 [Waverly Exit]) ? This refuge encompasses 57,000-acres of bottomland forest. Hunting, fishing, hiking, wildlife viewing, canoeing, interpreted trails, a boardwalk and educational programs abound.

Handy Brake National Wildlife Refuge (6 miles north of Bastrop on Cooper Lake Road) ? Wildlife viewing is made easy with an observation tower. The site is open daylight hours only.

Bayou Macon, Russell Sage and Georgia Pacific Wildlife Management Areas ? Outdoor enthusiasts will enjoy a variety of activities including waterfowl and game hunting, day-hiking, birding, fishing and camping at these nearby areas.


50 Years of Poverty

While government programs have kept millions of people, especially the elderly, from falling into poverty, rates remain high for many groups of Americans, including children, blacks and Hispanics.

The sheriff and other members of McDowell County’s small elite are not inclined to debate national poverty policy. They draw conclusions from what is in front of them.

“Our politicians never really did look ahead in this county for when coal wouldn’t be king,” Sheriff West said. “Therefore, we’ve fallen flat on our face.”

Returning for Neighbors

Not everyone with an education and prospects has moved away. McDowell County has a small professional class of people fighting long odds to better a place they love. Florisha McGuire, who grew up in War, which calls itself West Virginia’s southernmost city, returned to become principal of Southside K-8 School.

For Ms. McGuire, 34, the turning point in the town’s recent history was the year she left for college, 1997, when many of the 17-year-olds who stayed behind graduated from beer and marijuana to prescription pill abuse.

Many of the parents of the children in her school today are her former classmates. In some, emaciated bodies and sunken eyes show the ravages of addiction. “I had a boy in here the other day I went to high school with,” she said. “He had lost weight. Teeth missing. You can look at them and go, ‘He’s going to be the next to die.’ ”

Ms. McGuire, who grew up in poverty — her father did not work and died of lung cancer at 49 her mother had married at 16 — was the first in her family to attend college. On her first morning at Concord University in Athens, W.Va., about 50 miles from War, her roommate called her to breakfast. Ms. McGuire replied that she didn’t have the money. She hadn’t realized her scholarship included meals in a dining hall.

“I was as backward as these kids are,” she said in the office of her school, one of few modern buildings in town. “We’re isolated. Part of our culture here is we tend to stick with our own.” In her leaving for college, she said, “you’d think I’d committed a crime.”

As the mother of a 3-year-old girl, she frets that the closest ballet lesson or soccer team is nearly two hours away, over the state line in Bluefield, Va. But she is committed to living and working here. “As God calls preachers to preach, he calls teachers to certain jobs,” she said. “I really believe it is my mission to do this and give these kids a chance.”

Ms. McGuire described War as almost biblically divided between forces of dark and light: between the working blue- and white-collar residents who anchor churches, schools and the city government, and the “pill head” community. As she drove down the main street, past municipal offices with the Ten Commandments painted in front, she pointed out the signs of a once-thriving town sunk into hopelessness. The abandoned American Legion hall. A pharmacy with gates to prevent break-ins. The decrepit War Hotel, its filthy awning calling it “Miner’s City,” where the sheriff’s department has made drug arrests.

When coal was king, there were two movie theaters and a high school, now closed. “Everybody worked,” Ms. McGuire said.

She turned up Shaft Hollow, where many people live in poorly built houses once owned by a coal company, their roofs sagging and the porches without railings. At the foot of Shop Hollow, a homemade sign advertised Hillbilly Fried Chicken. Another pointed the way to the True Light Church of God in Jesus Name. “This is one of the most country places, but I love these people,” Ms. McGuire said. She said it was a bastion of Pentecostal faith, where families are strict and their children well behaved.

She and others who seek to lift McDowell County have attracted some outside allies. Reconnecting McDowell, led by the American Federation of Teachers union, is working to turn schools into community centers offering health care, adult literacy classes and other services. Its leaders hope to convert an abandoned furniture store in Welch to apartments in order to attract teachers.

“Someone from Indiana or Pennsylvania, they’re not going to come to McDowell County and live in a house trailer on top of a mountain,” said Bob Brown, a union official.

Another group, the West Virginia Healthy Kids and Families Coalition, is working to create a home visitation service to teach new parents the skills of child-rearing.

Sabrina Shrader, the former neighbor of Marie Bolden in Twin Branch, has spoken on behalf of the group to the State Legislature and appeared before a United States Senate committee last year. Ms. Shrader, who spent part of her youth in a battered women’s shelter with her mother, earned a college degree in social work.

“It’s important we care about places like this,” she said. “There are kids and families who want to succeed. They want life to be better, but they don’t know how.”


20 years after the genocide, Rwanda is a beacon of hope

I n July 1994 Rwanda was a shell of a nation. Some 800,000 people had been killed, over 300 lives lost every hour for the 100 days of the genocide, and millions more displaced from their homes. Its institutions, systems of government, and trust among its people were destroyed. There was no precedent for the situation it found itself in: desperately poor, without skilled labour and resources, and the people demoralised and divided.

Very few expected the country to achieve more than high levels of sympathy. But under the leadership of President Paul Kagame, Rwanda decided to start afresh to begin a unique experiment in post-conflict nation building, which would steer it away from intractable cycles of killing. This year, as Rwanda marks the 20th commemoration of the genocide, it is remarkable to see the progress the country has made.

For the last five years, my foundation – the Africa Governance Initiative – which provides countries with the capacity to deliver practical change, has been operating in Rwanda. Though there have been criticisms of the government over several issues, not least in respect of the fighting in the east of the Democratic Republic of Congo, the progress has been extraordinary.

There was no grand theory when the new government took power in 1994 the primary concern was to guarantee that the extreme ethnic divisions which caused the genocide would never resurface. Security and stability came first, alongside basic humanitarian relief, and, slowly at first, then with greater speed, improvements in health, education and incomes. There was a belief that by uniting its people behind the common cause of progress, they could construct a new national identity: Rwandan, rather than Hutu or Tutsi.

Over the last decade economic growth has exceeded 8% per annum. Investment is flowing into Rwanda – it has nearly tripled since 2005 – and investors are made welcome. Even without many natural resources, the country is economically vibrant.

In little over five years more than a million Rwandans have lifted themselves out of poverty. The proportion of children dying before their fifth birthday has more than halved, and when they reach seven years old, they can nearly all go to school. Most of the population is covered by health insurance, and malaria deaths have fallen more than 85% since 2005. Crime is very low. Women can walk the street at night safe.

Some international observers underplay these achievements, emphasising the role of foreign aid in the country's success. It is clear that aid has significantly contributed to its development. But it is because the government has deployed it effectively that we can point to the achievements the country has made. It does a disservice to Rwandans to suggest otherwise – and at a time when many in western nations are questioning the use of aid budgets, we should look at Rwanda as an example of how to use aid well.

The government has also faced criticism for some of the policy choices it has taken. For instance, the Gacaca system of community justice was introduced to try the perpetrators of the genocide. It has been attacked for not meeting international standards. But with limited resources, nearly 2 million people potentially faced with court proceedings and a need for the population to heal its wounds, Gacaca was the only practical solution to the transitional justice the country so badly needed.

And the population needed this. Because 20 years on, the social effects of the genocide are still being felt. Communities are still trying to build a liveable peace, in unimaginable circumstances – with murderers and their victims families living side by side. No wonder that trust is fragile. And building trust is made all the harder as the country's quest for justice is not over many of those who committedthe genocide are still at large. It was only this year that France tried the first suspect living on its soil. Pascal Simbikangwa, a former Rwandan intelligence chief, was sentenced to 25 years for his role in the slaughter.

It means that hard choices still need to be made. The country has ambitious economic targets – Rwanda aims to become a middle-income nation by 2020 – while political and social transformation continues. Last year, media and access to information laws were passed, while the genocide ideology law was loosened. A law criminalising gay people was rejected. And in 2017, the presidential elections will take place.

Rwandans are increasingly united. There is a strong patriotism and belief in the government – almost nine in 10 say they "trust in the leadership of their country". They can never forget their tragic past but do not want to be defined by it. The older generation already know all too well the cost of failure, but a majority of the population, born post-genocide, has inherited the possibility of a different future.

We should remember the lives that were lost. We should recognise that this government undertook, and continues to undertake, a historic exercise in nation-building, and seek to understand the choices the country has made. And we should stand with them as they write the next chapter in their history.


Ver el vídeo: Προβολή βίντεο σε εμβληματικά κτίρια της Θεσσαλονίκης για την επέτειο του 21. 14062021. ΕΡΤ (Noviembre 2021).